¿Por qué?

La pregunta esencial...

¿Te has dado cuenta que un niño siempre está preguntando el por qué de todo? ¡Pues claro! es de esperarse, ya que está conociendo y experimentando el mundo y su alrededor. Por cada pregunta existe una respuesta, por cada respuesta: una nueva decisión a tomar que nos permitirá avanzar.


Me pregunto en que momento nosotros dejamos de hacernos preguntas...


Quizás después de ser silenciados tantas veces. O quizás cuando las respuestas que obtuvimos no fueron las que esperábamos... 


Tal vez simplemente dejamos de hacernos las preguntas cuando perdimos la esperanza de que existe algo mejor que la vida que el mundo nos vendió...

Y así poco a poco nos acostumbramos a sobrevivir en una realidad impuesta por la sociedad...En dónde cuestionarla nos convertiría en locos...

Sin entender que no hacerlo nos estancaría, esclavizaría y atraparía en la monotonía.

Así que yo opté por la libertad... bienvenido al blog de un demente.